Muchas veces se cree que el estrés y la ansiedad son la misma cosa, pero existe una diferencia muy importante entre las dos.

El estrés es una respuesta a situaciones reales, como puede ser la tensión que sentimos cuando vamos caminando por una calle oscura, o estar atrasado en la entrega de una tarea con fecha límite.

La ansiedad tiene raíz en la preocupación, y también puede tener niveles que van variando según la fortaleza emocional de cada persona.

Pero existe un tipo de ansiedad que deja a las personas sin poder funcionar en su entorno. Es en este tipo de ansiedad en el que nos vamos a enfocar.

Tomando conciencia de la mortalidad y un enfoque obsesivo sobre el control y la preocupación por el futuro, casi sin darnos cuenta crece el miedo a nuestra frágil existencia y se cuela por los recuerdos de situaciones que quizá generaron vergüenza, culpa o carencia. Cosas que por lo general se siguen repitiendo. Situaciones en la que nosotros mismos nos ponemos sin darnos cuenta, sin tener conciencia de por qué lo hacemos.

La preocupación por no volver a cometer los mismos errores, o no llegar a vivir el futuro que teníamos planeado, parece devorarnos.

Esta ansiedad se alimenta de la percepción de estar separados de todo y de estar desconectados de la fuente que inspira el potencial creativo humano.

No me refiero a una fuente creativa de expresión artística, aunque también puede ser el caso para quien tenga la habilidad. Hablo de la fuente creadora evolutiva, natural a la especie humana. La transformación personal.

La meditación nos enseña que dentro de cada uno de nosotros existe el diálogo mental, y aquel que lo observa (la Conciencia/el YO superior). Al perder la conexión con la conciencia que observa, se pierde la conexión con la fuente de potencial creador/evolutiva.

Esto quiere decir que para restablecer el equilibrio, no basta con controlar los síntomas de los episodios de ansiedad y pánico. Es momento de trabajar para observar nuestros pensamientos, volver al espacio donde todo está ocurriendo para expandir la percepción de nuestra conciencia. Lo primordial. Nuestra esencia más real.

Detrás de toda la información acumulada a través de la experiencia de vida, se encuentra la posibilidad de transformación. Para poder dar paso a un proceso de transformación es necesario primero, pasar por un proceso de desconstrucción de los condicionamientos que nos mantienen trabajando desde la mente encapsulada en Ego, los miedos y las creencias limitantes. Para este trabajo es sumamente importante recibir y aceptar ayuda terapéutica.

El obstáculo más desafiante en este proceso es la identidad. Todo lo que creemos ser a nivel de ego/mente. El apego a nuestros gustos y desagrados, miedos, carreras, personalidad y roles, odios, obsesiones, adicciones, hábitos, ideologías, e ideas de lo que es real.

En una perspectiva espiritual, la ansiedad viene a decirnos que el personaje que creció en base a las experiencias pasadas y que nos ayudó a trascender muchos obstáculos, es un personaje que ya no beneficia la potencialidad creadora y evolutiva de nuestra existencia terrenal en el presente.

Muchos maestros y maestras espirituales han enseñado que existe un periodo en la evolución donde experimentamos una muerte del ego, cuya resurrección es el nacimiento de una unión con la fuente, sin importar qué cara o forma le pongamos a esa fuente, se trata de la fuente creadora evolutiva. La voz de la intuición. La percepción de la conciencia y la presencia en ésta.

El espacio a la transformación, es la atención en el presente.

Es en el  momento presente, ahora, donde esta todo tu poder.

Otros artículos

Conectar con la voz de la intuición

Conectar con la voz de la intuición

Todas las personas cuentan con un GPS interno, un sistema inteligente que nos guía y nos permite tomar decisiones que nos aportan conocimientos sobre nuestro mundo interior, ayudándonos a elegir a favor de nuestro mayor beneficio.A diferencia de la toma de decisiones...

Cómo funciona la meditación en la reducción de ansiedad.

Cómo funciona la meditación en la reducción de ansiedad.

Como una persona que ha tenido que lidiar con periodos depresivos y de severa ansiedad, puedo asegurar que una reducción importante de ambos episodios ha sido enteramente  exitosa, gracias a la práctica regular de meditación en atención plena. Esto de práctica regular...