El camino de sanación es el desarrollo de la habilidad, de tener en tu corazón, donde quiera que estés, espacio para tu Ser y tiempo para retirarte a sanar.

Amor propio es la medicina natural que tenemos que llevar a todos lados.

La conexión con el Ser, es el nuevo aceite de coco.

 

“Si arde, es porque está curando”

Muchos proceso de sanación vienen acompañados de mucho rechazo. De parte de uno mismo y del entorno. Lo que haces cada vez que sanas, es levantar el velo que limita el crecimiento del sanador o la sanadora, que ya vive dentro de cada una de nosotras.

Este velo, son los patrones mentales negativos que nos alejan de descubrir el poder personal.

Amigos que te quieren como “eres”, no siempre entenderan tu crecimiento, así que olvídate de buscar aprobación en tu camino de sanación, porque probablemente en algunos tramos, te toque dejar atrás a algunas personas.

El sentimiento de soledad, vendrá a devorarte pero no te rindas, sigue las prácticas con la soledad en el pecho. Las almas incondicionales, te esperaran toda la vida y se llenarán de alegría al verte renacer. Si entre los que no entienden tu proceso, se encuentran las demandas de familiares, recuerda que la sangre pertenece al elemento del agua. En la medicina china, el elemento agua es el que inicia el crecimiento. Deja que los lazos familiares fluyan. Si te aman incondicionalmente, no querrán ser un impedimento de tu bienestar. Al mismo tiempo intenta ser compasivo, porque la familia también tiene una historia. Empezó mucho antes de que tus padres se conozcan, y a veces son historias con mucho dolor.

En momentos en que la soledad traiga los pensamientos más oscuros a tu mente, recuerda que toda la vida te enseñaron que estár solo es negativo, por lo tanto esa proyección que tienes de la soledad, es otra programación más de las que te estas despertando. Es en los momentos de más dolor, cuando nos llevamos hacia adentro y cuando llegamos al corazón. Es importante mantener la práctica de esa conexión en los peores momentos. Es en el silencio y la quietud de esa conexión donde encontraras el propósito del estado en el que te encuentre

También existen otros tipos de crisis de sanación, como lo son la ansiedad y la depresión, comunes en los procesos de sanación y en cualquier tipo de terapia. Lo más importante en estos casos es tener con quien hablar de los que nos pasa. Terapeuta, amigo o familiar compasivo, que sea capaz de escucharnos sin juzgar.

En estas etapas de la crisis de transformación, la mente cumple un rol muy importante, está cargada de toda la información que necesitamos desaprender. Esto hace que la mente, impulsada por el Ego, quiera hacer estragos antes de que te liberes. Es el Ego en estos momentos, al que debemos observar con atención.

 

El Ser es el que observa todo.

El Ser, el Alma, la fuente creadora, el Yo superior, los ángeles, los guías, Dios… llámale como quieras. No importa como lo identifiques, porque irónicamente, el Ser no se identifica con nada que podamos resumir en palabras, mucho menos en etiquetas.

La conexión con éste observador interno, es la que genera la expansión de la conciencia. Entre meditación y meditación, se descubre una sutil, pero muy profunda percepción. Una nueva percepción. Entre meditación y meditación, encontramos la sintonización exacta, y es a través de esta sintonización, que podemos entrar en relación con el Ser. Mejor dicho, con la percepción del Ser.

La conciencia colectiva está pasando por una transformación que tiene mucho que ver con el despertar de esta nueva percepción, donde el mundo material pasa a segundo plano y la fuerza creadora de cada Ser, se manifiesta en el plano material.

No permitas que la imagen del mundo que recibimos todos los días, te desvía de experimentar tu verdad.

Somos materia y espíritu en evolución.

Otros artículos

Conectar con la voz de la intuición

Conectar con la voz de la intuición

Todas las personas cuentan con un GPS interno, un sistema inteligente que nos guía y nos permite tomar decisiones que nos aportan conocimientos sobre nuestro mundo interior, ayudándonos a elegir a favor de nuestro mayor beneficio.A diferencia de la toma de decisiones...

Ansiedad desde una perspectiva espiritual

Ansiedad desde una perspectiva espiritual

Muchas veces se cree que el estrés y la ansiedad son la misma cosa, pero existe una diferencia muy importante entre las dos.El estrés es una respuesta a situaciones reales, como puede ser la tensión que sentimos cuando vamos caminando por una calle oscura, o estar...