Para la cultura popular el Viernes 13 es un día repleto de supersticiones, conocido también, como el día que inspiró maravillosos personajes de películas icónicas, que forman parte del relato colectivo del terror y las historias de misticismo.

Muchos numerólogos de las culturas ocultistas y paganas, coinciden en que el número 13, es un número al que no se le debe tener miedo, sino todo lo contrario, ya que su poder es uno de transformación y no de fatalidades.

En el tarot, el número 13 pertenece al Arcano de la Muerte, y esto es lo que  en la cultura colectiva se conoce como un mal augurio. Sin embargo, para las culturas paganas, religiones ancestrales y el ocultismo; la muerte representa lo opuesto al final. Representa cambios radicales, muchas veces de forma brusca, pero que eventualmente nos acercan a la realización personal y espiritual.

Los viernes de por sí, están cargados de una energía colectiva bastante acelerada por la ansiedad de llegar al fin de semana.

Si nos apoyamos en las teorías esotéricas, el viernes 13 debería ser un día dedicado a la celebración de las transformaciones personales y no de la persecución supersticiosa en la que todavía mucha gente cree.

Esta semana tuvimos luna nueva y eclipse solar (identidad), seguidos por un Viernes 13… que puede salir mal? 😉

En mi caso, hace mucho tiempo que los días con un alto nivel de valor simbólico, son propicios para hacer espacio al disfrute y cuidado personal. Desde crear un mini spa en casa, hasta disfrutar de las cosas que por el ritmo de vida que llevamos, no podemos hacer seguido. Una de estas actividades, es mirar una variada selección de algunas de las más icónicas películas sobre ocultismo, brujas y misticismo.

Esta selección no se limita a un solo género. Hay comedia, fantasía, terror, misterio, acompañado de algunas maravillosas y otras malas (pero entretenidas) actuaciones.

Si los recientes movimientos planetarios te agarraron de sorpresa y no está siendo fácil manejar toda esa energía, celebra tu Viernes 13 de cambio y transformación, con una noche de aperitivos ricos y películas para brujas, al mejor estilo retorcido y fantasioso de Hollywood.

 

Algunas veces lo mejor es relajarse y dejar que el caos encuentre su orden natural.

The Craft – Con mucha rebeldía adolescente hormonal, conjuros en la playa y alguna bizarrada que otra, esta película es un deleite de horror absurdo, falsa representación del paganismo. Cuatro adolescentes de casas disfuncionales y marginadas por sus pares, prenden un par de velas y dibujan pentáculos por todos lados, hasta que se les va al carajo la imaginación. Obviamente una de mis favoritas.

Practical Magic – Esta película es simplemente mágica. Te dan ganas de ser Sandra Bullock y que Nicole Kidman sea tu hermana, y enterrar a un abusador en el fondo de tu casa. Es en una de las pocas películas hollywood style, donde se ve la importancia de las plantas medicinales en las culturas paganas, por lo que aprontate para pararte a cada rato a hacerte un té, soltarte el pelo y soñar con abrir tu propio negocio de botánica medicinal.

Hocus Pocus – Gracias Disney, porque nos diste princesas con narcolepsia encerradas en torres, pero para compensar, nos diste esta maravillosa y ridícula historia sobre las brujas de Salem. Corre los muebles, porque sabes muy bien, que te vas a parar a bailar en la escena de la fiesta de disfraces. !Larga vida a Bette Midler!

The Witches of Eastwick – Cher, Susan Sarandon, Michelle Pfeiffer y Jack Nicholson. Creo que no tengo que agregar nada más. Te dan ganas de dedicarle un altar a la juventud eterna de estas tres Diosas.

The Crucible – Basada en la novela de Arthur Miller, “The Crucible” relata de una forma parcialmente ficcionada, la histeria colectiva, que dio lugar a la cacería de brujas en el pueblo de Salem, Massachusetts, en los años 1692 y 1693. Cacería que terminó con las vidas de muchas mujeres y niñas, condenadas por toda una comunidad. Se dice que Arthur Miller escribió esta novela como una alegoría a la persecución sobre las ideas comunistas, por parte del gobierno Estadounidense. Una maravilla.

The Wizard of Oz – Obra maestra del cine de culto por excelencia, a parte de ser el primer musical al que le pude seguir el hilo conductor. Una historia legendaria y un hermoso viaje mental, si te pones a descifrar la simbología oculta y no tan oculta, que representa esta joya del cine norteamericano.

The last keepers – Una película que te enseña que si te gusta cuidar el medio ambiente y reciclar, probablemente pertenezcas a un largo linaje de magos y brujas, que viven ocultos del resto de la sociedad, haciéndole creer a todo el mundo que son hippies. Por momentos, nada tiene que ver con nada, pero tiene un lindo mensaje sobre la conexión con la pacha mama.

Beautiful Creatures – Ni mala, ni buena… Esta pelicula es una exageración de lo básico del ocultismo y paganismo, mezclado con una historia de amor de adolecentes cachondos. Historia confusa, que más que magia o fantasía, parece la historia de una familia disfuncional como cualquier otra, en la que todos tienen un elegante estilo gótico y misterioso. El elenco y la fotografía es genial.

Harry Potter ( cualquiera de ellas) – Porque todavía no a nacido otra maravilla que se le compare a esta franquicia, y Emma Watson.

A dark song – Aclamada por la crítica y ya unos cuantos tonos más arriba de terror, esta película es una recomendación para las que buscan un thriller psicológico de los buenos. Un regreso a las historias impredecibles y oscuras, con una más acertada representación del paganismo y las religiones ocultistas, que las del resto de las películas en esta lista.

Otros artículos

Conectar con la voz de la intuición

Conectar con la voz de la intuición

Todas las personas cuentan con un GPS interno, un sistema inteligente que nos guía y nos permite tomar decisiones que nos aportan conocimientos sobre nuestro mundo interior, ayudándonos a elegir a favor de nuestro mayor beneficio.A diferencia de la toma de decisiones...

Ansiedad desde una perspectiva espiritual

Ansiedad desde una perspectiva espiritual

Muchas veces se cree que el estrés y la ansiedad son la misma cosa, pero existe una diferencia muy importante entre las dos.El estrés es una respuesta a situaciones reales, como puede ser la tensión que sentimos cuando vamos caminando por una calle oscura, o estar...