Las lunas nuevas se dan cuando la luna, que rige las emociones, se alinea con el sol que rige la energía vital. Con el corazón y la mente en el mismo lugar, estamos más estimuladas para actuar enfocadas y en armonía.

Es un momento en el que la energía de la luna tiene todas las posibilidades de ser, ya que NO brilla con luz propia, y la oscuridad (lo que está por suceder) es un paso previo, a que el sol refleje su luz en la luna, y haga consciente los que está guardado en lo profundo de la psique.

Este fenómeno nos predispone a comenzar un proceso de transformación.

Esta es la fase del ciclo que beneficia la “siembra” de intenciones, para lo que queremos ver manifestado en la vida.

 

Prepararnos para descubrir nuestras intenciones.

Debemos ser honestas observadoras en cuanto a cómo nos sentimos, revisar nuestro alrededor y descubrir las cosas por las que ya estamos agradecidas. La frecuencia de la gratitud nos ubica en el presente, nos sintoniza con el poder creativo, y fertiliza el campo para la manifestación.

Una vez centradas, podemos tratar de responder las siguientes preguntas:

¿De qué manera estamos percibiendo nuestra experiencia de vida en el ahora?

¿Cómo nos imaginamos la vida, si lo que hoy vemos como obstáculos o limitaciones no existieran?

Es importante dejar de lado las expectativas materiales que tenemos de este ritual, ya que a veces lo que queremos, no es lo que necesitamos para seguir avanzando en nuestro proceso evolutivo.

Si no hacemos espacio para que lleguen, jamás estaremos preparadas para recibir nuestras bendiciones. Por lo que se recomienda empezar por intenciones de mejorar nuestra situación vital en el presente.

Para hacer esta observación lo más objetiva y honesta posible, es importante tener un cuaderno donde podamos dejar por escrito, las respuestas a éstas preguntas, que nos guiarán para ser más asertiva con lo que queremos intencionar, para transformar diferentes áreas de la vida manifestada.

Podemos empezar por enfocarnos en dos áreas primordiales: Intenciones personales, e Intenciones profesionales y creativas.

Lo que nos ayudará a visualizar lo que deseamos ver manifestado, serán una serie de preguntas enfocadas a sincerarnos con respecto a cómo es que realmente nos percibimos.

Intenciones Personales:

¿Cómo me siento con respecto al presente?

(Autoestima, amor propio, relaciones, pareja, amigos, familia, experiencia vital)

Enfocamos en lo que nos gustaría transformar positivamente.

Escribimos como nos imaginamos la vida, si los aspectos negativos y las limitaciones mentales del presente no existieran.

Hacemos una lista de palabras claves y buscamos o dibujamos imágenes, que conectan con esa realidad que queremos ver manifestada.

 

Intenciones Profesionales:

¿Donde es que me veo estancada a nivel profesional o creativo?

¿Como nos imaginamos la vida creativa y productiva, si los obstáculos o programaciones limitantes no existieran?

Hacemos una lista de palabras claves y buscamos o dibujamos imágenes, que conectan con esa realidad que queremos ver manifestada.

Si es muy difícil proyectarse, porque jamás nos hemos cuestionado la estructura inculcada desde la niñez, podemos empezar por la intención de descubrir qué es lo que nos gustaría hacer, si las obligaciones que nos mantienen inmóvil no existieran.

Es importante ser consciente de que al mismo tiempo que buscamos la armonía espiritual, vivimos en una experiencia humana ligada a un flujo de intercambio de bienes, y no debemos sentir culpa si queremos usar nuestras habilidades para vivir en armonía.

Al repetir este ritual con cada luna nueva, nos hacemos mucho más conscientes de las acciones que debemos tomar para alcanzar nuestras metas, profundizar en una sanación o comenzar un proceso de transformaicón personal.

Todos merecemos vivir una experiencia de plenitud y concordancia con lo que nos enciende el alma.

 

Otros artículos

Conectar con la voz de la intuición

Conectar con la voz de la intuición

Todas las personas cuentan con un GPS interno, un sistema inteligente que nos guía y nos permite tomar decisiones que nos aportan conocimientos sobre nuestro mundo interior, ayudándonos a elegir a favor de nuestro mayor beneficio.A diferencia de la toma de decisiones...

Ansiedad desde una perspectiva espiritual

Ansiedad desde una perspectiva espiritual

Muchas veces se cree que el estrés y la ansiedad son la misma cosa, pero existe una diferencia muy importante entre las dos.El estrés es una respuesta a situaciones reales, como puede ser la tensión que sentimos cuando vamos caminando por una calle oscura, o estar...