Vivimos nuestras vidas desde una sola perspectiva, y todo lo que nos rodea está diseñado para apegarnos a los deseos y la competencia, a menudo tanto, que llegamos a los veinte años convertidos en personas que se pueden describir por medio de sus “gustos” y “apariencia”, en lugar de ser identificados por medio de acciones y logros.

Nuestros pensamientos limitantes y falta de compromiso con nosotros mismos proviene del miedo. Miedo a fallar, por supuesto … pero la mayoría de las veces es miedo a tener éxito y tener la oportunidad de una nueva versión de vos misma llamando a tu puerta y no saber qué hacer con ella.

¿Qué pasa si “No”, se convierte en “Sí” y finalmente te permites vivir lo inexplorado? ¿Qué podría pasar? No es gran cosa … pero…

Si decís “Sí”, la vida te pedirá más, y estarás tan comprometido con este “Sí”, que no importará cuántos hábitos tendrás que dejar o cuánto necesitarás llorar para curar el pasado. ¿Por qué? Porque honestamente decidiste comprometerte con tu alma en busca de paz, y eso se conoce como Fe en tu poder interno, y la Fe ayudará a que el proceso se desarrolle.

Con respecto a los obstáculos que tendrás que superar para convertirte en un “nuevo yo”, habrá momentos en que todo se verá oscuro y confuso, tendrás ganas de darte por vencido, volverás a tus antiguos patrones y a los mismos hábitos autodestructivos, y eso está bien … no estás compitiendo por el premio a la “persona perfecta”.

Lo que sucede en realidad, es que durante este proceso estarás experimentando el reflejo de la persona que solías ser y como ya no te identificas con ella, escondes la curiosa voz del “nuevo yo”, volviendo a caer en viejos patrones y hábitos autodestructivos, que camuflan la insatisfacción personal. Ese será el Ego, diciendo algo así como: Estamos bien como estamos, allá afuera no hay nada más para vos”. Pero en lo más profundo de tu corazón, sabes que hay algo más, y lo sabes con certeza, no hay forma de que ese sentimiento se vaya, porque has estado sintiéndote así desde hace mucho tiempo. La frustración y la lucha llegarán a un punto atemorizante, pero ese es el proceso, así es cómo se siente la “muerte del Ego”. Después de todo … esa persona que ya no quieres ser, es un personaje mental que a menudo se contrae ante lo desconocido.

La vida es dura, y la mayoría de nosotros disponemos de herramientas limitadas para trabajar. El sistema económico y social actual, no fue diseñado para algunos de nosotros, pero esa es exactamente la razón por la que estamos aquí. Nuestra misión es prosperar y convertirnos en la persona que tengamos en nuestra imaginación, sin perjudicar a nadie.

Y si andas dudando qué pasaría si decís “No”. En realidad no es tan dramático tampoco. Simplemente no podrás experimentarte a vos misma en diferentes dimensiones, y para ser honesta, no habrá mucha aventura en tu vida.

Las posibilidades que existen son, de hecho, ilimitadas … Y si te miras en el espejo y no encontras nada que admires, ¡Es hora de que hagas y respondas algunas preguntas!

Podés tal vez empezar por preguntarte: ¿qué es lo que quiero estar haciendo en este momento?

¿Querés ir al gimnasio por primera vez y crees que sos demasiado vieja y tenes miedo a que te rompas la cadera? !Hacelo! ¡Vos no sos estupida! Sabes que si te duele podés hacer algo más ligero.

¿Querés pintar porque has estado dibujando en cuadernos toda tu vida? ¡Hacelo! El gran Jean Michelle Basquiat, a quien los críticos de arte le decían con frecuencia, que sus dibujos eran malos, respondió con esta famosa cita:

“No escucho a los críticos de arte; No conozco a nadie que necesite un crítico para descubrir qué es el arte “.

Te aconsejo que tengas siempre presente estas palabras, porque de hecho, no necesitas que nadie te diga cómo debes hacer tus propias cosas.

¿Querés publicar un libro o un poema? ¡Hacelo! Hay tantas personas como gustos literarios, y probablemente haya gente esperando tu escritura.

¿Querés donar tu tiempo a beneficio de otras personas? ¡Hacelo! Si necesitas trabajar muchas horas para cuidar de tu familia, podés empezar donando toda las cosas de tu casa que ya no te sirven y de ahí, para adelante. #PackLight.

Uno de los obstáculos medulares de no poder salir de la zona de confort, es que nos identificamos muy duro con valores que aprendemos de otras personas, los patrones familiares, las experiencias traumáticas y los temores que tienen lugar cuando somos criados por nuestros tutores. Lleva años descubrir quiénes creemos que somos, y lleva innumerables aventuras diseñar una nueva perspectiva que eventualmente evolucionará hacia un nuevo camino y una nueva autoestima. Creemos firmemente que tener el control de nuestra vida, tal como es, nos evitará desamores y desilusiones, cuando en realidad es todo lo contrario. A menudo el control se convierte en presión que nos lleva a enfermedades físicas y mentales.

Al soltar el control, nos permitimos observar profundamente nuestras emociones, para finalmente elegir con el corazón lo que vale la pena mantener, qué es lo que debemos dejar ir para encontrar la paz y hacer espacio para lo que está por venir.

Puedes confiar en el Universo tanto como quieras, pero si solo te sentas a meditar esperando señales y no actúas según el poder de tus emociones y pensamientos, el Universo no te ayudará mucho. El Universo es creador y vos también.

Te convertís en el Universo cuando actúas como tal.

Imagen: Godself de Alex Grey

Otros artículos

Meditación en la ira y el enojo

Meditación en la ira y el enojo

Dos monjes zen iban cruzando un río. Se encontraron con una mujer muy joven y hermosa que también quería cruzar, pero tenía miedo. Así que el más anciano de los monjes la subió sobre sus hombros y la llevó hasta la otra orilla. El monje más joven estaba furioso. No...

Energía de cada fase lunar y su beneficio en el trabajo personal

Energía de cada fase lunar y su beneficio en el trabajo personal

En base a lo registrado en la escritura terapéutica logramos detectar patrones limitantes de pensamientos y conductas que se repiten constantemente y nos alejan de las metas y el trabajo de cuidado y mejora personal.Bien sabemos de la influencia de la luna en la...