Con la llegada del frío, percibimos cómo cambia drásticamente el entorno y tenemos mucha menos luz natural. Esta época para mí siempre fue difícil de llevar, sobre todo cuando tuve que vivir 10 años en un lugar donde caía nieve.

Me tocó hablar de este tema con muchas personas que ya venían con antecedentes y padecían una agudización de los dolores emocionales en invierno. También lo charle con personas que nunca habían experimentado episodios de depresión o algún otro desbalance emocional y decían que durante la llegada del invierno sienten soledad y angustia.

Este fenómeno en el que muchas personas coinciden fue estudiado por un grupo de  psiquiatras del Instituto Nacional de Salud Mental estadounidense dirigido por Norman Rosenthal, hace más de 20 años.

El trastorno afectivo estacional (TAE) es un tipo de depresión que se desencadena con las estaciones. El TAE más conocido es el que aparece a finales del Otoño o principio del invierno desapareciendo en verano. Las causas de este trastorno aún no son concretas para la medicina tradicional, pero se relaciona con dos factores fundamentales: La luz ambiental natural y su efecto en la regulación hormonal.

Este dato se puede investigar a fondo ya que hay infinita cantidad de artículos en internet sobre el tema. Pero lo que muy poco se va a encontrar es información sobre el rol de la naturaleza como catalizador de este trastorno.

Los ciclos naturales de las estaciones son cambios drásticos en la tierra. Dan vida y muerte a los seres animales, vegetales, humanos y hasta pueden transformar un paisaje o hacerlo desaparecer. Para la salud holística y el trabajo con padecimientos emocionales y mentales es muy importante la práctica de hacernos conscientes; que tengamos en cuenta que todo aquello que pasa en la naturaleza pasa dentro de nosotros.

La madre naturaleza como toda madre amorosa, tiene que a veces recurrir al “amor tosco” para que sus hijos vean la realidad y la transformen. Eso es lo que pasa en invierno. Una de las estaciones maestras, trae a la superficie aquellos traumas o dolores arraigados en lo profundo de nuestra psique.

El reino vegetal está en un estado de conciencia permanente, por eso cuando los árboles se quedan pelados, vulnerables, sin nada que decore el esqueleto de su esencia, son capaces de seguir reflejando belleza aún en su momento más vulnerable.

Parar por un momento, observar nuestras emociones en invierno y anotarlas en un diario terapéutico es solo una de las prácticas diarias que se pueden adoptar para sacar provecho de la influencia y la información que traen los ciclos estacionales.

Practicando meditaciones de atención plena podemos ayudar y acelerar los procesos de sanación física o mental.

En todo caso, en vez de “prepararnos psicológicamente” para los bajones invernales, podemos usar esta oportunidad que la naturaleza nos da para trabajar más a fondo el estado de quietud mental, aceptando completamente sin prejuicios, las emociones, los pensamientos y los impulsos que surjan, permitiendote solo Ser.

Poner atención plena sobre el dolor, es lo que en primer lugar hace que lo llevemos a la luz. Caundo el dolor está en la superficie de la conciencia, lo vemos exactamente como lo que es y es en ese momento cuando aprendemos lo que debemos dejar ir, lo que debemos cambiar y donde debemos trabajar para seguir sanando en un nivel profundo.

Esto no es una invitación a abandonar tratamientos tradicionales. Es una herramienta para estar totalmente despiertos y conscientes ante nuestra salud mental y emocional, siendo un integrante activo del camino a la plenitud del aquí y ahora.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos disponibles

Meditación guiada mindfulness: Ejercicio sensorial

Meditación guiada mindfulness: Ejercicio sensorial

Meditación guiada de mindfulness para fortalecer la observación compasiva   Meditación guiada de mindfulness y ejercicio sensorial para fortalecer la observación compasiva de las emociones y los pensamientos, y aprender a no identificarnos con todo lo que sucede...

Escritura terapéutica para reducir la ansiedad

Escritura terapéutica para reducir la ansiedad

Escritura Terapéutica   Escribir de manera intencional sobre nuestro día a día, nos permite canalizar y aprender sobre las emociones y los pensamientos que nos acompañan.   El objetivo de desarrollar el hábito de escribir, como un ejercicio terapéutico, es...

Trabajo de sombras en Luna Llena

Trabajo de sombras en Luna Llena

Observando las sombras bajo la Luna Llena Cuando tomamos el camino del trabajo personal y estamos procesando nuestras sombras, parece que a medida que logramos ver con más claridad lo que es necesario soltar y transformar, aparecen con más fuerza, estímulos que...