¿Qué es la escritura terapéutica?

Escritura terapéutica es una práctica de reflexión intencional y personal, que permite canalizar y aprender sobre las emociones y los pensamientos que nos acompañan en el día a día. El objetivo principal de desarrollar el hábito de escribir, como ejercicio terapéutico, es traernos al presente y descubrir la interpretación personal que le damos a lo que sucede en nuestra vida.

Esta herramienta es altamente benéfica para la gestión emocional por diferentes razones.  A medida que transformamos esta actividad en la práctica regular de escribir libremente en un cuaderno, nos damos espacio para el autoconocimiento y de a poco descubrimos cuáles son esas creencias, conductas y comportamientos repetitivos que le dan interpretación y significado a lo que pasa en nuestras relaciones, empezando por la relación con nosotros mismos, y con todo lo que es importante en nuestra vida.

Entrenamos una observación objetiva. Con la práctica de escritura terapéutica vamos corriendo el velo de las limitaciones de nuestro propio sistema de creencia, y de esta manera logramos tomar decisiones y cumplir con nuestros planes, metas y sueños desde una intención más consciente y menos condicionada.

Esta actividad nos permite separarnos de las reacciones automáticas que nos mantienen en ciclos repetitivos. Con la escritura terapéutica podemos darnos cuenta de los patrones de conducta que tenemos como respuesta a aquello que estimula las emociones y los pensamientos de protección, miedo y huida.

Al relacionarnos con los demás, en el cuidado de nuestra salud, y en todo lo que es importante para nosotros, tenemos una manera específica de reaccionar ante los cambios repentinos, o los sucesos que nos impactan mental y emocionalmente. Estos son nuestros mecanismos de defensa. Los métodos de supervivencia que hemos desarrollados para superar momentos traumáticos.

Conocer de manera reflexiva las conductas condicionadas, los pensamientos y creencias limitantes es fundamental para comenzar un camino de exploración y transformación personal en cualquier área de nuestra vida. Estos condicionamientos en la mayoría de los casos responden a situaciones que sucedieron en el pasado. La reactividad o la estructura con la que nos manejamos desde la infancia o la adolescencia, se vuelven obsoletos en el presente de un adulto.

Con la escritura terapéutica logramos identificar cuáles son esos condicionamientos que ya no sirven a nuestro mayor beneficio y por el contrario, están generando malestar, limitación en el desarrollo personal y apego a narrativas del pasado, o un hiper enfoque en la incertidumbre del futuro generando ansiedad debilitante.

Beneficios de la escritura terapéutica

Set de cuaderno, libreta y bolígrafo negro

En momentos de ansiedad, estrés y episodios de depresión, es una muy buena idea comenzar un diario terapéutico que nos acompañe y nos apoye en el proceso de entender las espirales de pensamientos que dificultan cualquier intento de movernos de lugar interno en el proceso de sanar. 

Practicando la escritura terapéutica podemos aprender nuevas formas de estar presentes para nuestras necesidades reales, y fortalecer los recursos internos para enfrentar los momentos difíciles que se despiertan episodios de ansiedad y estrés.

Al leer nuestra propia perspectiva podemos identificar un lenguaje hostil que usamos para juzgarnos a nosotros mismos. Si deseamos cultivar una actitud más compasiva con nosotros mismos y con los demás, la escritura terapéutica es una buena estrategia para comenzar a suplantar palabras, afirmaciones y pensamientos limitantes, con una actitud de compasión, amor y comprensión.

Ejercicios de escritura terapéutica para la ansiedad y el estrés

Encuentra el momento apropiado

Empieza un cuaderno de escritura terapéutica en cualquier momento. Lo importante al iniciar esta práctica es que se convierta poco a poco en una actividad de cuidado personal, por lo que es de mucha ayuda determinar un momento en el día en el que no haya interrupciones. Un momento para encontrarte con tu corazón y con todo lo que estás sintiendo para volcarlo en las páginas en blanco.

Pon una musica relajante, enciende una vela aromatica o un incienso que te guste. Hazlo mientras te tomas un café o un té, mientras te regalas un momento para conectar.

Prueba esta meditación guiada de 10 mintuos para centrarte antes de relaizar la práctica de escritura terapéutica.

Escribe sobre un gran desafío que hayas superado

  • Describe las fortalezas que te ayudaron, las personas que te apoyaron y el aprendizaje adquirido
  • Escribe sobre las emociones que aparecieron al enfretarte a ese desafío
  • Escribe también cómo te sentiste y qué emociones y pensamientos aparecieron cuando finalmente superaste ese obstaculo

Escribe sobre tres cosas que te hagan sentir miedo

  • Describe cómo sientes ese miedo en el cuerpo
  • Anota qué cosas crees que pueden ayudarte a sentirlo sin que te paralice
  • Qué cosas tienes ganas de hacer si no existieran esos miedos

Describe con detalle 5 momentos en los que te hayas sentido en total plenitud

  • Describe con detalles el lugar dónde y con quien estabas en ese momento
  • Describe qué cosas sucedian que te hacían sentir esa plenitud o calma
  • Escribe sobre cómo puedes crear más de esos moemntos en tu vida

Haz una lista de 50 cosas, personas, lugares por lo que sientas gratitud

Diario personal con mensaje motivacional y marcadores de colores

Dedica uno de los días de escritura terapéutica a conectar con la abundancia a través de la gratitud. Esta práctica en particular es ideal para traerte al presente, para tomar contacto con lo que está sí forma parte de tu vida y te hace sentir bien.

También te puede interesar leer el artículo con consejos para elevar la energía a través de la gratitud

Integra la escritura terapéutica a tu rutina con naturaleza, si hay momentos en los que no deseas escribir, no lo hagas. Esta es una actividad que no está pensada para que sea otra cosa que genere estrés y malestar. Ten en cuenta que para que sea un momento de cuidado personal, tiene que nacer de tus ganas y debe fluir con lo que estás sintiendo.

Puedes diseñar alrededor de esta actividad un momento de relajación, escuchando música muy chill, o puedes probar esta práctica de mindfulness para reducir episodios de ansiedad.

Este también es un momento para que florezca tu creatividad, puedes incluso acompañar cada entrada en el diario con una ilustración o un tipo de garabato expresivo.

Integra la escritura terapéutica a tu propio estilo de cuidado personal y que todo sea para tu mayor beneficio.

Más artículos disponibles

Afrontar los cambios en la vida cultivando la mente de aprendiz

Afrontar los cambios en la vida cultivando la mente de aprendiz

 Afrontar los cambios en la vida nos lleva a experimentar turbulencias emocionales, ya sea porque elegimos hacer estos cambios y nos enfrentamos a lo desconocido, o porque son sorpresivos y nos empujan muy fuera de nuestra zona de confort. En este artículo te voy a...

Retiro de meditación en casa: guia para una vacación mental

Retiro de meditación en casa: guia para una vacación mental

Retiro de meditación en casa para hacerlo cada vez que lo necesites Cuántas veces te has quedado mirando un horizonte imaginario, fantaseando con la idea de ponerle una pausa a todo y viajar a un destino exotico, para dedicarte a conectar contigo y alinear tu energía...

Compartir artículo: